Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 31 de enero de 2009

Tarde, pero seguro, ¿qué no?


Hola, ¿cómo están todos? Siento haber dejado por un BUEN RATO este humilde blog, pero la verdad, me estaban atosigando las circunstancias personales (otros dirían: el destino).



Así como antes de correr, calientas; antes de decidir, reflexionas. Y es que me senté por un buen rato (sin dejar de correr, claro está) para reflexionar acerca de lo que quiero hacer de mi vida... y ¿qué creen?, aún no sé. En fin, si para las penas con pan son menos, para la depresión con ejercicio es desestrés. Así es, se dice que la actividad física cotidiana evita síntomas de depresión y ansiedad, es más, quitan el mal humor; tal conclusión se mencionó en Surgeon General’s Report on Physical Activity and Health (PCPFS Research Digest, 1996). ¿A poco no les ha pasado que para "matar el tiempo" durante la corrida, piensan en sus problemas? Yo lo hago mucho y cuando termino los 5 Km, todas las posibles soluciones a mi problema ¡están ahí! Eso agreguenle que si están acostumbrados a correr alrededor de árboles, toda la tranquilidad del movimiento de las hojas te relaja y te invita a meditar (¡a pesar que estás sudando la gota gorda!).



Lo que es el estar pleno y la química... el hecho de correr no tan solo hace lo anterior, sino que también te hace cambiar de actitud. Se tiene comprobado que existe una liberación de endorfinas después de correr. Las endorfinas son compuestos endógenos (nuestro mismo organismo lo produce) que pueden hacer que tengas la sensación de un bienestar en general. De hecho, a que no sabías que en un orgasmo hay mucha liberación de endorfinas. Ahora te podrás imaginar la importancia de estarlas produciendo constantemente. Así que ponte a correr y a co...mer ya que esta última actividad también puede liberarlas, principalmente cuando ingieres comida picante (las endorfinas causan la sensación de dolor cuando te "pica" el chile).



Por favor, escriban para que me motive a seguir escribiendo, jeje. Saludos.


jueves, 29 de enero de 2009

Algunas fotos perdidas...