Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 26 de mayo de 2008

Como ardillas en el bosque...

¿Te imaginas corriendo en una inmensa tonalidad verde provocada por pinos, oyameles, eucaliptos, cedros y encinos y, al mismo tiempo, haciéndole competencia a ardillas, tlacuaches, aguilillas y halcones? Esto lo puedes experimentar en uno de los pulmones de una de las ciudades más pobladas del mundo.

El Bosque de Tlalpan es un área natural de 252 hectáreas que se sitúa al sur de esta ciudad. Su terreno -a base de roca volcánica- es muy accidentado, pero no te preocupes, el único accidente que te podría ocurrir es que des unos resbalones inesperados ya que al estar cubierto por una vasta vegetación, la humedad se conserva a ras del suelo.

Lamentablemente este bosque -abierto desde 1968- ha sufrido de deterioro por el incremento del ambulantaje (ya menos), saturación vial, corrupción y desatención a la población por parte de las autoridades y bueno, no se diga de aquellos inconcientes ecológicos que tiran una que otra basura en el camino.

Así que la próxima vez que vayas a disfrutar de esta experiencia verde, no olvides que estás ante uno de los pocos lugares de la ciudad de México en el que puedes disfrutar estar con tu familia, respirar aire puro, ejercitarte, divertirte y, por si fuera poco, compenetrarte con la naturaleza... hmmm, aire limpio con aroma a pino de verdad, mi favorito.
P.D. ¡Extraño correr!

No hay comentarios: